¿Qué camino escoger?


Ante todo, tú, futuro peregrino, quizás te estés planteando qué camino escoger, qué senda seguir para que tus pasos, día a día, te lleven hasta Compostela. Y es que en nuestra península Ibérica hay muchos caminos como puedes ver en el mapa superior. 

La elección dependerá de varios factores: tiempo del que dispones para tu peregrinación; deseo de disfrutar de más o menos soledad en tu andadura;  infraestructura existente (albergues, hoteles, restaurantes,...); climatología y época del año, etc. En todo caso, cualquiera que sea la ruta que a Santiago te conduzca, siempre será “esa hebra que estructura decenas de poblaciones, que bordea antiguos hospitales de peregrinos,... la que une todos los puentes que se conservan y da sentido a todos los cruceros y a todas las antiguas fuentes” (Arturo Soria y Puig, El Camino a santiago. Vías, estaciones y señales). Y tu caminar, el viajar a pie (y no en coche), el descubrir “vivencialmente” esos caminos te permitirá apreciar con nuevos ojos todo lo que te vaya saliendo al paso: la gente de los pueblos, una casa, una ventana, una chimenea, un palomar, la vegetación circundante, el cambio de paisaje, etcétera.

Si quieres conocer un poco más los distintos caminos a Santiago, en la página de nuestra Federación Española de Asociaciones de Amigos tienes una relación de todos ellos.